miércoles, 11 de mayo de 2016

La nueva confluencia


Que la izquierda comunista se agrupe, no es nuevo. Ya lo hicieron antes en relación a la federación de partidos: Izquierda Unida. Por aquel entonces se debatía lo que iba a suponer esa unión ¿Acabaría con el PCE? ¿Perderían los ideales primarios de la formación comunista?

W. Meyer en el artículo titulado  ‘El Bloque histórico de progreso’ en 1989 decía “Renunciar hoy a que el PCE sea hegemónico, política e ideológicamente, renunciar a que el PCE juegue un papel en IU, es renunciar a la existencia misma del PCE como partido”. El debate de la confluencia como puedes ver, no es nueva.

Frente a las críticas, que valoraban el nuevo rumbo del partido como peligro para el mantenimiento de la identidad comunista y su integridad ideológica, la argumentación del bloque a favor de la confluencia liderada por Gerardo Iglesias defendía que no iban a concurrir en coaliciones en las que no figurasen el símbolo del PCE o su nombre. Según el diseño que presentaba la dirección  comunista a sus afiliados, la convergencia no debilitaría ni difuminaría al partido, sino que serviría para recuperar y fortalecer al PCE.  En palabras del Secretario General del PCE en el Informe al Comité Central en 1985 decía: “Su misma recuperación depende de que se vaya desarrollando por la izquierda del PSOE un movimiento de naturaleza alternativa. No se trata de renunciar al fortalecimiento del PCE. Se trata todo lo contrario: el PCE se fortalecerá más en la medida que avance todo”.

¿No es curioso? Se repite la historia, pero con diferentes actores. Antes se hablaba del PCE, hoy de IU. Como antes, bastantes detractores y pocos defensores. Antes la pinza era cosa de Anguita, hoy de Iglesias.

El comunismo se ha agrupado de nuevo. Garzón lo deseaba. Iglesias, no tanto, pero visto que se espera un descenso importante en los votos de Podemos, no le quedaba más remedio. ¿Se repetirá los mismos resultados que por aquel entonces? ¿Escucharemos a Iglesias tras el 26J reclamar el comunismo abiertamente como ideología propia?

Si Podemos existe, es gracias a Izquierda Anticapitalista. Y ellos, se separaron de IU por el acercamiento de estos hacia el PSOE. Si ahora vuelven todos a fraternizar como hermanos, ¿Quiere decir que tienen la misma estrategia ante posibles acercamientos al PSOE?

El 26J está a la vuelta de la esquina. Y cuatro partidos con cuatro ideologías contrarias se enfrentan en las urnas. El comunismo 2.0 de Pablo Iglesias y Garzón, el liberalismo económico de Albert Rivera, el conservadurismo arcaico y corrupto de Mariano Rajoy, y la socialdemocracia liderada por Pedro Sánchez. ¿Quieres un futuro incierto o un cambio seguro? Si quieres un cambio seguro #VotaPSOE



No hay comentarios:

Publicar un comentario