miércoles, 16 de marzo de 2016

El fantasma del populismo


El populismo es una doctrina que afirma tener como objetivo primordial la defensa del pueblo. El populismo es un metodo, no una ideología. Es por ello que el populismo puede ser perfectamente de izquierdas o profundamente de derechas. 

El populismo juega con la desigualdad, el agitamiento, la crispación, y el radicalismo. El populismo resurge en los momentos difíciles debido al descontento social y va desapareciendo paulatinamente cuando la sociedad mejora. El populismo no es nuevo. El populismo siempre ha existido. 
Todo populismo tiene un líder carismático al que se les atribuyen características excepcionales. Entre esas características surge la relación directa líder-electorado. El éxito de esta relación depende de la movilización de amplios segmentos de la población. Suele emplear una retórica que apela al “pueblo” y crea un discurso de “nosotros contra ellos” para buscar la unión ciudadana contra su objetivo. 
El populismo recorre todo el mundo. Actualmente podemos observar a Donald Trump en EEUU, Marine Le Pen en Francia, Frauke Petry en Alemania, Nigel Farage en Reino Unido, sin olvidar a todos los líderes latinoamericanos como Nicolás Maduro, Evo Morales, etc.
El populismo te utiliza para obtener poder. El populismo sin poder no es nada. El populismo se alimenta de odio y de revanchismo. El populismo quiere pobreza y desigualdad para obtener poder y desde allí seguir alimentando la desigualdad para perpetuarse en él. 
El populismo tiende al autoritarismo. El sueño del poder perpetuo recorre todo populismo. Sea cual sea su ideología, el populismo nunca ha dado un buen resultado. No existe país que tras el populismo haya prosperado. 
El populismo es contrario a la democracia, utiliza la democracia para obtener el poder y una vez en él, la destruye.
El populismo sigue ganando enteros gracias a los discursos antisistemas. Utilizan tu miedo para obtener beneficio electoral. No te dejes manipular por ese odio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario