sábado, 23 de enero de 2016

Agamenón Rajoy y Aquiles Iglesias contra el Rey de Troya, Pedro Sánchez

La guerra comenzó muchos años atrás. Agamenón, Rey de Micenas, la más poderosa de las ciudades. Lideró la coalición aquea contra la troyana. Por su parte, Aquiles, Rey de Tesalia, se unió a la coalición por intereses diversos.

Aunque Agamenón y Aquiles se encontraban aparentemente enfrentados, tenían un objetivo común: Troya.  Los dos sabían que la Guerra de Troya iba a ser histórica. El Rey de Micenas si ganaba  la guerra obtendría el poder perpetuo, mientras tanto, Aquiles si ganaba, alcanzaría la gloria eterna de ser el líder que hizo caer las impenetrables murallas de Troya.

Diez largos años duró el enfrentamiento entre la pinza Agamenón y Aquiles contra los troyanos. Los troyanos resistieron hasta que los griegos idearon una forma de engañar a los troyanos.

Crearon un enorme caballo de madera y lo entregaron a los troyanos como rendición. La sorpresa fue que una vez abierta la inquebrantable puerta de Troya y mientras los troyanos celebraban la rendición de los griegos, dentro del majestuoso caballo, se encontraban los soldados griegos y aprovecharon el momento de debilidad del enemigo, para ganar la guerra.

Mariano Rajoy e Iglesias, consiguieron su objetivo. Con una supuesta rendición de Rajoy y un acercamiento de Iglesias el Caballo de Troya está dispuestos ante las puertas del PSOE.

¿Qué hará el Rey de Troya, Pedro Sánchez? ¿Abrirá sus puertas ante tan evidente re-edicción de la pinza? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario