lunes, 31 de agosto de 2015

¿Pacto Social por el Agua o Política de amiguetes?

Podemos de Cádiz es incapaz de construir ningún consenso. Su radicalidad, herencia de Izquierda Anticapitalista, imposibilita cualquier acercamiento por mínimo que sea. El gran problema  radica en una enfermedad crónica que su antecesora, Teófila Martínez del PP también padecía: La prepotencia.

Y es que, con tan solo 8 concejales de 27, actúan como si tuvieran mayoría absoluta intentando imponer sus criterios sin ningún tipo de dialogo, transparencia ni consenso.

El último pleno constata que el Alcalde de Cádiz, José María González, debe cambiar la forma y el fondo de sus acciones si quiere que la ciudad de Cádiz funcione. Para ello debe de aceptar que las medidas que quieran aprobar en pleno, tienen que ser consensuadas con la oposición.

El consenso y la negociación, es primordial cuando no se tiene mayoría. Es una formula en la que ambos ceden en sus pretensiones y llegan a un acuerdo que contente a cada una de las partes. Si los que están en la mesa de negociación quieren imponer su criterio, el consenso no llegará. Concretamente eso, es lo que está ocurriendo continuamente en el Ayuntamiento de Cádiz: la imposición de un criterio y la imposibilidad de acuerdo.

Podemos ha hecho lo mismo tanto en la elección del alcalde, como en el pleno de organización, pasando por la constitución de la empresas municipales y ahora en este pleno ordinario. Su estrategia ha sido la misma: dejar los asuntos chungos (como diría Romay), para que en el último instante y con total oscurantismo y falta de transparencia imponer sus criterios a la oposición.

En esta estrategia, Podemos obligaría al PSOE o bien, a votar lo que ellos decidan sin opción a enmienda, o empujarles a que PP y PSOE voten lo mismo. Una vez que voten lo mismo, vender que tanto PP como PSOE, tienen una pinza contra el alcalde. Vamos, un discurso inconsistente ya que si José María González es alcalde es gracias a los votos de los concejales y concejalas socialistas.

La última jugada de Podemos ha sido en relación al Pacto Social por el Agua.  Una declaración de intenciones que defiende el agua como derecho universal y su gestión pública. Así como el cumplimiento de las normas medioambientales, un precio justo y luchar contra el derroche.

El PSOE, como cualquier partido de izquierda que se precie, está totalmente de acuerdo con esta iniciativa que presenta la plataforma #IniciativaAgua2015 y en ningún momento ha dicho que no esté a favor de esta iniciativa. (Aquí os podéis descargar el acuerdo que proponen para todos los Ayuntamientos que se quieran adherir)

La sorpresa general del PSOE, es cuando se compara la propuesta que presenta “Por Cádiz Si Se Puede” con la de la plataforma #IniciativaAgua2015.

Y es que detrás de esta propuesta de PCSSP, se esconde un punto en el que  intenta vincular a la empresa municipal Aguas de Cádiz a la asociación AEOPAS. Asociación afín a Podemos donde el Gerente es Luis Babiano, integrante de Podemos que formó parte de la mesa de negociación con el PSOE para que González fuera alcalde.

Es, cuanto menos curioso, que en medio de la propuesta, como el que no quiere la cosa, intenten cambiar a la asociación en la que está integrada Aguas de Cádiz que contiene a más del 90% de las empresas públicas, privadas y mixtas de toda Andalucía en favor de la asociación la cual gestiona un componente de Podemos. En la cual ni se especifica los costes, ni los fines ni absolutamente ninguna información.
 







Como podéis ver en las imágenes introducen la obligatoriedad de introducir a Aguas de Cádiz en AEOPAS. Y lo que es más grave la introducen con nocturnidad y alevosía,  sin informar a la oposición del coste que ocasionaría ni de información contrarrestada de la asociación a la que pretenden encuadrar a Aguas de Cádiz. El oscurantismo del equipo de gobierno con esta propuesta es cuanto menos delatador de lo que bajo mi punto de vista querían hacer, y no es más que lo que hacía su antecesora, colocar a sus empresas, colegas y camaradas cerca del poder.

Frente a la falta de claridad, la falta de información  y sobre todo la falta de dialogo por parte del alcalde, el PSOE propone una enmienda de sustitución a este punto y solicita un debate más sosegado cuando se tenga toda la información y  negociando para llegar a un consenso amplio. La propuesta que propone el PSOE es la siguiente:




Como usted puede observar, no hay más.

Como respuesta a que el PSOE no haya aprobado lo que Podemos imponía. Vuelven a imitar a su antecesora y publicitan una imagen sesgada de la realidad y con ciertas dosis de manipulación.  Una vez más, González, arroja más gasolina al fuego en vez de intentar calmar y consensuar  una propuesta que acerque los dos puntos de vista.


Si esta propuesta hubiese sido consensuada con antelación, tal vez el resultado de la misma sería diferente. Si el PSOE hubiera tenido la información necesaria para estudiar la propuesta, y Podemos hubiera cedido en la obligatoriedad de pertenecer a AEOPAS de inmediato. Tal vez estaríamos en el principio de múltiples consensos tan necesarios en nuestra ciudad malgobernada durante 20 años por el Partido Popular.

Podemos tiene en su mano, cambiar Cádiz, Pero para ello, tiene que empezar a gobernar. Gobernar para todos y todas, con dialogo, transparencia y consenso. A día de hoy, la radiografía perfecta del pleno es un alcalde mitinero con gasolina en la mano,  un PP irresponsable con cerillas encendidas y por si fuera poco a un Ganar Cádiz y  Ciudadanos que ni están ni se les espera.

Ciudadanos en su estrategia nacional de no mojarse en ningún tema  importante hasta que pase las generales. Por su parte, Ganar Cádiz (la antigua Izquierda Unida) desea tanto la unión de Podemos/IU que no hace nada que pueda mosquear a José María González. Y en medio de todo este lio, el PSOE.

El único con capacidad de negociación, el único que defiende los intereses de la ciudadanía. Un PSOE coherente, comprometido, responsable y que no dejará gobernar a la derecha reaccionaria ni dejará que Cádiz sea el experimento donde  Podemos imponga su cortijo y radicalismo

El alcalde de Cádiz debería de dejar la publicidad, el autobombo y la simbología estéril y comenzar a gobernar con propuestas y medidas concretas.

En las medidas, en las propuestas y en la acción de transformación de Cádiz nos encontrará a los y las socialistas. En los discursos vacíos, en el autobombo, en los amiguismos y en la sin acción… nos tendrán en frente. ¿Dónde nos quieren tener?

Aquí el punto en exposición en pleno:




No hay comentarios:

Publicar un comentario