sábado, 1 de agosto de 2015

Círculo virtuoso

Por si a alguien se le escapa, la campaña electoral para las elecciones nacionales ya ha comenzado. Los partidos políticos diseñan sus estrategias y comienzan a mover sus fichas.

Mariano Rajoy nos quiere convencer de que la crisis ya es historia. Así, que si tienes algún familiar en paro, es cuestión de tu imaginación, porque como decía José María Aznar “España va bien”. Parece que el PP se da cuenta que estas elecciones lo tiene realmente difícil y por ello que el Gobierno intente comprar tu voto con la desesperación de intentar meter un gol en el último minuto.

Lo que tenemos claro es que Rajoy utilizará esta mejoría en datos macroeconómicos como pilar fundamental de su discurso, aunque estos datos sean gracias a otras coyunturas y no al poder de decisión del Gobierno de España. Y es que, por mucho que intente venderte Rajoy, si hay una mejoría es gracias al Plan Dragui (que en Enero nos compró cerca del 10% de nuestra deuda), al tipo de interés en Europa y al sorprendente abaratamiento del crudo. Si fuésemos exportadores de petróleo estaríamos preocupantemente al borde del abismo, pero por primera vez en la historia nos beneficia no ser exportador de petróleo. Como puedes ver España, ni puede decidir el precio del crudo, ni el tipo de interés, ni que el BCE compre deuda a toda Europa, por lo que los grandes motivos de una mejoría en datos económicos son externos al Gobierno de Rajoy.

Con todo ello, y aun sabiendo de este alivio económico, no hay que lanzarse al triunfalismo, porque una cosa son los datos macroeconómicos y otra muy distinta es la realidad ciudadana. Y la realidad, sigue siendo realmente difícil. Seguimos teniendo más de 5 millones de parados según la última EPA (300.000 españoles menos trabajando que cuando llegó Rajoy) y los que tienen empleo se han instalado en la precariedad laboral

Ahora, y con un cierto parecido al Caballo de Troya, Mariano Rajoy nos intenta vender unos presupuestos en rebajas. Unos presupuestos que intentan comprar tu voto y que olvides el sufrimiento que ha causado la derecha en esta legislatura. Prometen bajadas de impuestos que realmente solo beneficiaran a los que más tienen.  Prometen devolver la paga extra que ellos mismos quitaron a los funcionarios en 2012 pagando un 25% ahora y un 50% el año que viene y prometen hasta subir el 1% el salario del funcionariado. Como he dicho antes… ¡Estamos en rebajas!

Y por favor, no piensen que estas rebajas sean por que se avecinan elecciones, ¡Rajoy no haría eso por favor!

El PP se ha puesto manos a la obra, cambiaron hasta el logo y su estrategia comunicativa. Todo para vender “el nuevo PP”. Ese nuevo PP que elige a dedo poner como candidato en Cataluña al xenófobo Albiol.  Una decisión que radicaliza (aún más) al Partido Popular. Su estrategia en Cataluña es vender el nacionalismo patriótico de lo que ellos consideran España. Como puedes observar es la misma estrategia que utiliza Artur Mas. Nacionalismo contra nacionalismo.

Este es el nuevo Partido Popular, un partido capaz de todo para seguir amarados al poder. Su máxima es: Yo o el cisma apocalíptico que puede traer cualquier cambio.  ¿Te creerás a este caballo de Troya?


No hay comentarios:

Publicar un comentario