viernes, 3 de julio de 2015

La Junta de Andalucia negocia con 11 bancos para evitar los desahucios

No comparto la política de circo y espectáculo que prima últimamente en los medios de comunicación. Es aquí, donde los hechos, diferencia a unos de otros. Mientras unos entienden que parar un desahucio es ponerse delante del policía, otros, hacemos de la política, un instrumento para cambiar la sociedad.


La forma más efectiva de parar un desahucio, es sin duda con la negociación y mediación. Es aquí donde el político tiene que legislar en favor del bien común y mediar entre el banco y la ciudadanía para buscarle una salida integral que no solo se base en lo asistencial sino que busque la emancipación e integración total del ciudadano/a con el resto de sus convecinos. 



Estar en una coyuntura económica familiar complicada puede provocar la exclusión de dicha familia. Si solo nos quedamos en el asistencialismo de ponernos en la puerta para paralizar un desahucio, no estamos dando respuesta a una necesidad. 



La problemática de estas familias no puede ser utilizada de forma partidista para tener mejor rédito electoral. El Estado de Bienestar tiene que ofrecer a estas familias un proyecto integro que suponga la asistencia, mediación y seguimiento de un plan personalizado para cada caso. 



Es ahí donde l@s politic@s tiene que estar, buscando soluciones para que no se produzcan desahucios,no en la política de flashes, circo y espectáculo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario